Alberto Fernández recibió a Máximo Kirchner y Carlos Heller y le dio luz verde al proyecto para gravar las grandes riquezas

En una reunión que compartió esta tarde en la quinta de Olivos con los diputados Máximo Kirchner y Carlos Heller, titular de la Comisión de Presupuesto, el presidente Alberto Fernández dio luz verde para que el proyecto de ley que propone gravar los grandes patrimonios sea debatido cuanto antes en la Cámara baja.

«Métanle para adelante», enfatizó el jefe de Estado durante la reunión luego de que los diputados le expusieran, en detalle, los alcances de la iniciativa, que aún no fue presentada formalmente. Heller y Máximo Kirchner, presidente del bloque del Frente de Todos, se reunirán este fin de semana para definir el comienzo del debate del proyecto, que arrancará en la Comisión de Presupuesto.

«Con la cuarentena, el Congreso adoptó una nueva mecánica por medio de un sistema de debate remoto: este es un proyecto complejo que demandará mucha discusión. Eso es lo que tenemos que calibrar», indican fuentes legislativas.

El proyecto en cuestión propone aplicar un tributo extraordinario (por única vez) sobre las personas físicas con fortunas mayores a los 3 millones de dólares; según los cálculos preliminares del diputado Heller, alcanzaría a 12.000 personas que ostentan este nivel de riqueza. La recaudación, según las estimaciones, oscilaría entre los 3000 y 4000 millones de dólares, la cual se destinaría específicamente a afrontar los problemas sanitarios, económicos y sociales que provoca la pandemia de coronavirus en el país.

«No tenemos ningún obstáculo, ni límite ni condicionamiento para avanzar con el proyecto», celebró el diputado Heller en diálogo con LA NACION, a la salida de su reunión con el Presidente. «Desde que irrumpió la pandemia de coronavirus en el país, el gasto público está siendo financiado con emisión monetaria. Con este tributo se pretende generar ingresos fiscales con el objetivo de achicar el impacto de la emisión», sostuvo.